Conoce más

El ajo, nuestro gran aliado en la cocina

El ajo es una hortaliza que se domesticó hace miles de años en Asia Central y que llegó a América traído por los europeos, quienes le habían dado gran importancia en el condimento y preservación de los alimentos.

El ajo está compuesto, principalmente, de agua; el resto de su contenido se divide en una considerable cantidad de minerales, entre los que destaca el fósforo, el potasio, el yodo y el magnesio, una mínima cantidad de proteínas, vitaminas del grupo B, almidón y fibra.

Los aceites esenciales y los compuestos sulfurados del ajo, son la base de su poder curativo, por lo que, aunque es recomendable el consumo de ajo crudo, es mucho más recomendable someterlo a un poco de calor para que libere alicina, el compuesto al que se le atribuye efectos antibióticos.

El ahumado en ajos, además de extraer la mayor parte del agua que contiene y liberar los aceites esenciales que sirven de vehículo para proteínas y minerales, potencia el sabor umami de este exótico alimento, lo que les brinda a nuestras comidas un sabor intenso y memorable.

Un toque especial para sus comidas

El ajo, sometido a procesos de maceración, similares (aunque no exactamente iguales) a los que empleamos en la elaboración de nuestros aceites especiados Pellü, otorga gran parte de sus beneficios, como el poder antiplaquetario, anticancerígeno, antioxidante, oxigenante cardiovascular y reductor del colesterol LDL.

El consumo de ajo, bastante extendido en la mayoría de las dietas hispanoamericanas y presente en casi todas nuestras comidas, es bastante inocuo; y se debe a su gran versatilidad y capacidad de adaptarse bien en la cocina; todo el mundo conoce y ama el sabor del ajo, en cualquiera de sus versiones.

Si usted quisiera darle a su comida un toque especial, nuestros aceites de oliva extra virgen con ajo ahumado, le brindarán una experiencia umami, el quinto sabor después del dulce, salado, amargo y ácido; por lo que es recomendable usarlo como complemento de proteínas asadas o en carbohidratos horneados.

En cambio, si quiere darles a sus comidas un toque más fragante, sutil y delicioso, nuestros aceites de oliva extra virgen con ajo y orégano, son el perfecto complemento de salsas, pastas, sándwiches, focaccias, pizzas, panes, croquetas y otras recetas a base de carbohidratos.

El espectacular sabor del ajo es nuestro gran aliado al momento de convertirnos en su cómplice en la cocina, así que no lo olvide, además de su gran valor nutricional, de sus propiedades curativas y preventivas, de su sabor peculiar y de su versatilidad, es un ingrediente Pellü. 

Te recomendamos:

A.O.V.E Ajo Orégano

$ 4.500 + Costos de Envío
Aceite de Oliva Virgen Extra 100% chileno con Ajo y Orégano 100% naturales.

Lecturas con Sabor Oliva:

El olivo, tradición y futuro

El olivo está presente en la cultura mediterránea desde tiempo inmemoriales; en la antigua Grecia, se coronaba con una rama de olivos a quienes vencían en los juegos olímpicos…

Leer más »

Invierno en el Olivar

El olivo necesita muchas horas de frío; de modo pues que, aunque las heladas pueden causar daños, sin invierno, los olivos no podrían dar sus flores, ni frutos, en el tiempo justo…

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *